Cubo de frutas con queso fresco

Hoy os traemos, más que una receta, una idea estupenda para preparar un postre atractivo, ligero y original que combina las vitaminas de la fruta con las proteínas del queso.

Al más puro estilo del "cubo de Rubik" sorprenderéis a vuestros comensales con este postre o merienda.

Trozear la fruta en cuadrados. En la imagen tenemos sandía y kiwi pero podéis elegir muchas otras como melón, manzana, pera, piña, melocotón, etc ...

Cortar de la mima forma un queso fresco, aunque aquí os sirve cualquiera que sea tierno y/o cremoso, como un manchego joven o un gouda.

Disponer los cuadraditos en forma de cubo como se muestra la imagen. Podéis espolvorear con unas semillas de lino, amapola, ... y acabar decorando con una ramita de menta o hierba buena.




No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada